Descubre los beneficios del Social Listening

alt

¿Sabías que el principal objetivo por el cual las empresas aplican el social listening es para ofrecer servicio al cliente en línea?

Ciertamente a la mayoría de las empresas que están presente en las redes sociales les interesa poder atender las quejas de los consumidores en tiempo real, sin embargo, ésta no es la única ventaja que pueden encontrar al aplicar el social listening. A continuación te contamos los principales beneficios que encontrarás en esta práctica y las ventajas competitivas que puede traer consigo.

El focus group más grande del mundo

Ya lo hemos dicho antes y es la verdad: la gran ventaja de las redes sociales es que son un canal de comunicación vasto en información, contienen comentarios orgánicos de la audiencia y, lo mejor, son gratis. Son el único medio de comunicación en el cual la información es de fácil acceso; el 92% de las cuentas de Twitter son públicas, lo que da un ejemplo de la riqueza en datos que podemos encontrar de estas fuentes para aplicarla a nuestros objetivos de negocio.

Más vale prevenir que lamentar

Este refrán popular lo podemos aplicar perfectamente a las redes sociales. Hoy en día, la audiencia tiene el poder de la palabra y el control de los medios de comunicación, por lo que ejerce con fuerza su derecho de libertad de expresión, y esto engloba la posibilidad de que en algún momento la conversación se torne negativa, generando una ola de réplicas que trae consigo contenido de mala reputación. Es por eso que escuchar a la audiencia constantemente en quejas y reclamos puede apoyar a nuestra empresa a realizar acciones al momento y no una vez que el caos ha estallado.

Esfuerzos de marketing más precisos

El 38% de las organizaciones destinan más del 20% de su presupuesto de publicidad en redes sociales* lo que impone un gran reto a los especialistas en marketing para poder generar el contenido ideal con el que la audiencia pueda relacionarse y crear lealtad hacia las marcas. El social listening apoya estos objetivos ya que, a partir de la información que la audiencia comparte, puedes identificar características socio-demográficos, intereses y gustos para crear estrategias de publicidad más asertivas y un marketing más preciso.

Ten a tus amigos cerca pero a tus enemigos más

Imagina que puedes monitorear los pasos de tu competencia para así tener la información adecuada para implementar acciones más asertivas, pues ahora es posible gracias al social listening, el cual no sólo se enfoca a lo que el público pueda expresar u opinar de ti en las redes sociales, también es posible saber lo que ese público opina sobre tu competencia, lo que te brinda ventajas competitivas que te ayuden a identificar las necesidades de la audiencia y así incrementar tu participación de mercado. 

Identifica influencers 

Un usuario de redes sociales con voz y poder puede ser tan beneficio como perjudicial para las empresas, por lo que escuchar lo que dicen, opinan y sienten sobre ti es crucial para evitar que se viralice un mensaje negativo o bien para apoyarte en ellos para amplificar un mensaje positivo que quieres que llegue a más audiencia. Así mismo, es posible identificar embajadores con los cuales el público se sienta identificado y esto se transforme en lealtad hacia las marcas. 

Súmate a las tendencias 

Otro de los beneficios que puedes encontrar del social listening es la posibilidad de identificar las tendencias actuales generadas en las redes sociales, saber aquellos temas que están motivando la conversación y de ese modo unirte para generar reconocimiento. 

En conclusión…

Estos son sólo algunos beneficios al implementar el social listening, sin lugar a dudas es parte de las buenas prácticas de las empresas implementarlo en sus procesos para ser más competitivas y tener presencia en un mercado que cada día presenta más retos para estar presente en la vida de los consumidores, sin lugar a dudas es imperativo sumar nuevas metodologías en la era digital en la que vivimos para cumplir nuestros objetivos de negocio y tomar mejores decisiones. 

Colaboración de Diana Gutiérrez